fbpx
 

Método Akasha

Escuela de Sabiduría Ancestral

Método Akasha®

Considero a este planeta como una gran escuela a la que venimos de paso para experimentar y evolucionar.

He transitado la maya de la ilusión, o mundo del ego, creando una vida a imagen y semejanza de mis miedos. Mi personalidad  me mostró un mundo que me llevó directamente al sufrimiento, creyendo que eso era lo “normal”. Hasta que la naturaleza de mi Ser comenzó a gritarme.

El Amor había tocado varias veces a mi puerta y esta vez se la abrí.

Conóceme más aquí

He creado este Método con el propósito de mostrar lo que aprendí: el camino para vivir el Cielo en la Tierra. Teniendo en cuenta al Cielo como un estado de paz y serenidad mental que permite la re-conexión con nuestra verdadera esencia.

El Método Akasha es un «cocktail» de las técnicas psicoterapéuticas y sanadoras que primero usé para mi propio despertar  y después estudié en profundidad.

Posteriormente, gracias a re-conectar con los Registros Akáshicos  y toda la Sabiduría Ancestral  de mi Ser, Guías y Maestros,  este conocimiento, adquirido a lo largo de los años, cobró un sentido Mayor. Recibí formas muy sencillas de sanar heridas profundas, accediendo a esos núcleos originales que, a veces, están muy ocultos, impidiendo nuestra evolución.

El PROPÓSITO del Método Akasha es ahorrar tiempo en el proceso de ascensión, accediendo al Plan de estudios de cada alma y recuperando el aprendizaje oculto que permite dar el salto cuántico despertando la consciencia.

Para llegar a este estado de CONCIENCIA PLENA es necesario cumplir con los TRES PROPÓSITOS DE LA EXISTENCIA:

1- EL PROPÓSITO HUMANO: curar todas las heridas (mentales, emocionales y físicas)

2- EL PROPOSITO DIVINO: despertar, recordar quién eres y para qué estás aquí

3- EL PROPÓSITO ORIGINAL O UNIVERSAL: aprender a amarte y a amarlo todo

Cada uno de nosotros hemos de pasar por estos pasos en nuestro proceso de evolución hasta alcanzar el estado Shamadi (mente iluminada o crística/consciencia despierta), la diferencia entre unos y otros es el tiempo que tardamos en conseguirlo.

Para cumplir estos TRES PROPÓSITOS he fundado la Escuela de Sabiduría Ancestral.

He canalizado diversos talleres, formaciones personales y profesionales con los que cumplir estos grandes propósitos, que encontrarás, resumidos, entrando en ESA, la Escuela de Sabiduría Ancestral, fundada con la misión de crear una red de luces encendidas o mentes despiertas, así como de terapeutas que muestren el camino a vivir el Cielo en la Tierra.

¿Quieres formar parte de
LA ESCUELA?

Conócela aquí

Te asesoramos en el curso, taller o terapia más apropiado para ti.
Cuéntanos tu caso

¿Quieres conocer más sobre los tres propósitos?

Te dejo una breve explicación. ¡Confío en que te inspire!

1- EL PROPÓSITO HUMANO:

curar todas las heridas producidas por la idea de separación. Aunque nos puede parecer que nos ocurren muchas cosas, en realidad todas ellas se basan en un error o herida original: creernos separados de la Luz, la Divinidad, el Universo o la Fuente.

A partir de esta distorsión se genera un sistema de pensamientos dirigido por el miedo, creando nuestra mente ego.

Hasta que no salimos de esta trampa mental y comenzamos a entrenar un nuevo sistema de pensamiento basado en el Amor, no podemos evolucionar y cumplir el siguiente propósito.

Para “pasar de nivel” hemos de aprender de cada situación y de cada herida o error. Todas ellas encierran valiosas lecciones.

Como estamos en la Tierra: la Gran Escuela para la evolución, hemos de comenzar por revisar los posibles desórdenes en el sistema familiar (transgeneracional); en cada uno de ellos están las primeras lecciones  que nos permiten seguir avanzando o quedarnos estancados y entrar en un bucle de repeticiones que merman la energía vital.

 2- EL PROPOSITO DIVINO:

despertar, recordar nuestro verdadero origen.

Cuando recordamos quienes somos y para qué estamos aquí, nos reconocemos como Esa pieza clave en este entramado universal. Todas las experiencias de vida recobran un sentido mayor, ya que al haber aprendido de ellas, somos más sabios. Esta sabiduría se pone al servicio del Gran propósito o propósito Original.

La percepción ha cambiado. El mundo interior y exterior se transforma.

La renuncia a la lucha, el esfuerzo y el sufrimiento deja paso a la mirada del alma sanada, la mirada del Amor.

La consciencia comienza a resurgir.

3- EL PROPÓSITO ORIGINAL O UNIVERSAL:

aprender a amar, eliminando todos los obstáculos que nos impiden vivir la auténtica experiencia del AMOR. Para conseguir esto es muy importante conocer el sistema de pensamiento del ego y todas sus estrategias basadas en el miedo, para poder elegir libremente el camino correcto.

Los propósitos anteriores nos sirven de guía para alcanzar este gran objetivo que nos une a todos en la paz y la dicha de vivir.

Es importante que sepas que no nos podemos saltar ningún paso, es decir, que al sanar nuestras heridas (PROPÓSITO HUMANO) nos recordamos (PROPÓSITO DIVINO) sabemos para qué estamos aquí, nos amamos, honramos la existencia y comenzamos a  amarlo todo, sin excepción (PROPÓSITO ORIGINAL).

Llegar hasta aquí es alcanzar la iluminación o Shamadi.

Te asesoramos en el curso, taller o terapia más apropiado para ti

Testimonios

Suscríbete

Suscríbete desde aquí a mis newsletter y te mantendré informado de todas las novedades de talleres, cursos, y eventos. Muchas gracias.

Akasha. Desarrollo Espiritual. Sanación del alma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies